E75C2269-25EE-4C44-8649-D842B506E0E2 Created with sketchtool.
A+
40F48D74-0ABB-49BA-A923-C60ABF051698 Created with sketchtool.
4DB661F4-66CF-4EB3-963C-E4EBDDB94A68 Created with sketchtool.


El POP MAR es una propuesta arquitectónica y cromática que tiene como objetivo la re significación de la planta baja del museo, construido hace seis años.

El 24 de julio el Museu de Arte do Rio inauguró el Proyecto de Ocupación de los Pilares, una propuesta arquitectónica y cromática que tiene como objetivo la re significación de la planta baja del museo, construido hace seis años. Con el apoyo financiero del BNDES, el POP MAR surge de la comprensión de este espacio como área potencial de sensibilización, movilización y atracción de nuevos públicos, abrigando acciones complementarias no contempladas por las exposiciones.

“Mucho más que una muestra de obras de arte y colecciones, los museos tienen una función de activación social y cultural muy grande. El MAR, como museo contemporáneo, no podría dejar de mirar ese espacio como una plataforma potencial de sus propias acciones. La idea es crear un espacio de convergencia y de convivencia, donde las personas puedan encontrarse, usar y permanecer”, cuenta Eleonora Santa Rosa, directora ejecutiva del museo e idealizadora del proyecto.

El proyecto arquitectónico desarrollado por Israel Nunes tomó forma a partir de escuchas que promovió el museo con jóvenes de 14 a 20 años, de diversas regiones de Rio de Janeiro. “De esas conversaciones nació la idea de colorear los pilares del museo y tornarlo un lugar más acogedor. Esa nueva paleta de colores servirá también para marcar el flujo interno del museo, como la ubicación de los baños, pabellón de exposiciones, ascensores y boletería, dividiendo los pilares en cuatro plazas”, explica el arquitecto.

La Praça do Encontro, ubicada al lado guarda-volumes, y punto de encuentro entre el público de las visitas guiadas y los educadores, tendrá nuevos colores. La Praça Viva o MAR, al lado de la boletería, recibirá un nuevo mobiliario. Cerca del Café y de la tienda estará la Praça de Convivência, el público tendrá a disposición mesas que cuentan con puntos de energía y puertos USB para cargar dispositivos electrónicos.  A lo largo de la pared de cristal que separa el MAR de la Plaza Mauá estará el Deck Marítimo, una pieza de madera con 29 metros de largo que funcionará como banco colectivo. Todo el espacio contará con servicio de WiFi gratuito.

La nueva señalización también va a  identificar las obras ya presentes en los pilares, como la escultura “Maria Callas”, de Amilcar de Castro, el trabajo “A história do negro é uma felicidade guerreira”, de Jaime Lauriano, la maqueta desarrollada por el Projeto Morrinho y la bandera del artista Marcos Chaves en el mástil del edificio. La idea es que, además de esos trabajos, cada mes esté en exhibición en el lugar una pieza diferente del acervo MAR, haciendo un trabajo de provocación con el público.

Otro objetivo del proyecto es expandir a los alrededores y delimitar el espacio del museo en la Praça Mauá, dejando claro sus lugares de acceso, con intervenciones en la entrada de la Avenida Venezuela, que anteriormente no tenía ninguna señalización, y la entrada de la Avenida Rodrigues Alves, cerca de la parada del VLT.