E75C2269-25EE-4C44-8649-D842B506E0E2 Created with sketchtool.
A+
40F48D74-0ABB-49BA-A923-C60ABF051698 Created with sketchtool.
4DB661F4-66CF-4EB3-963C-E4EBDDB94A68 Created with sketchtool.


El Museo de Arte de Río promueve una lectura cruzada de la historia de la ciudad, su tejido social, su vida simbólica, conflictos, contradicciones y desafíos.

Inaugurado el 1º de marzo de 2013, el Museo de Arte de Rio promueve una lectura transversal de la historia de la ciudad, su tejido social, su vida simbólica, conflictos, contradicciones, desafíos y expectativas sociales. Sus exposiciones unen dimensiones históricas y contemporáneas del arte por medio de muestras de larga y corta duración, de ámbito nacional e internacional. El museo surge también con la misión de inscribir el arte en la educación pública, por medio de su Escola do Olhar.

El MAR está ubicado en la Praça Mauá, en dos edificios de perfiles heterogéneos e interrelacionados: el Palacete Dom João VI, eclético, declarado patrimonio histórico y que abriga las salas de exposición, y el edificio vecino, de estilo modernista – originalmente una terminal de ómnibus – donde está instalada la Escola do Olhar.

Con un acervo propio – en proceso de formación por medio de adquisiciones y donaciones correspondientes a su agenda – el MAR cuenta también para la ejecución de su programa, con obras prestadas de algunas de las mejores colecciones públicas y privadas de Brasil para la ejecución de su programa.

Espacio proactivo de apoyo a la educación y a la cultura, el museo ya nació con una escuela – la Escola do Olhar –, cuya propuesta museológica es innovadora: propiciar el desarrollo de un programa educativo de referencia para acciones en Brasil y en el exterior, combinando arte y educación a partir del programa curatorial que nortea la institución.

Una iniciativa del Ayuntamiento de Rio en alianza con la Fundación Roberto Marinho, el MAR realiza actividades que incluyen recolección, registro, investigación, preservación y devolución a la comunidad de bienes culturales – bajo la forma de exposiciones, catálogos, programas en multimedios y educativos, como recomienda la Unesco.

El MAR es gestionado por el Instituto Odeon, una organización social de Cultura, y tiene como patrocinador al Grupo Globo, a Equinor como patrocinadora máster, a Bradesco Seguros como patrocinadora, el BNDES como apoyo financiero y a la Red D’Or São Luiz como apoyo de exposiciones, por medio de la Ley Federal de Incentivo a la Cultura.

La Escola do Olhar cuenta con patrocinio del Ayuntamiento de Rio de Janeiro, Secretaría Municipal de Cultura, Dataprev, TNA, Grupo In Press y BNY Mellon, por medio de la Ley Municipal de Incentivo a la Cultura – Ley del ISS y de Machado Meyer Abogados por medio de la Ley Federal de Incentivo a la Cultura. El MAR cuenta también con el apoyo del Gobierno del Estado de Rio de Janeiro y realización del Ministerio de la Ciudadanía y del Gobierno Federal de Brasil, por medio de la Ley Federal de Incentivo a la Cultura.

  • Architecture

    El proyecto arquitectónico del MAR es del estudio carioca Bernardes + Jacobsen. El complejo del museo engloba 15 mil metros cuadrados e incluye ocho salas de exposiciones y cerca de 2400 metros cuadrados, divididos en cuatro pisos; la Escola do Olhar y áreas de apoyo técnico y de recepción, además de servicios al público.

    Los dos edificios que forman la institución están unidos por medio de una plaza, una pasarela y una cobertura fluida, en forma de ola – el rasgo más destacado de la caligrafía de los arquitectos – transformándolos en un grupo armónico.

    Espacio proactivo para apoyar la educación y la cultura, el museo nació con una escuela innovadora: la School of Look.

    Misión
    Desarrollar un espacio donde Rio se encuentra y se reinventa por medio del conocimiento, del arte y de la experiencia de la mirada, haciendo énfasis en la formación de acervo y en la educación.
    Visión
    Transformar las relaciones de Rio con el arte, en proceso de formación emancipadora de la ciudadanía.
    Valores
    Esfera pública: el MAR es de todos y para todos Democracia: escuchar activamente a la sociedad Excelencia: ser incansable en la búsqueda de calidad Autonomía institucional: guiar la acción intelectual y administrativa (modelo de gestión) Transparencia: tornar públicos los procesos, acciones y resultados Proactividad: en la acción cultural y administrativa para el cumplimiento de su misión